recetas
UTFSM | 2012

Destacado académico de la Universidad de San Francisco reflexiona sobre la innovación en Chile

Carlos Baradello, especialista en Globalización y Gestión de Tecnologías Emergentes, y profesor invitado del Magíster en Innovación, Tecnología y Emprendimiento (MITE) de la Universidad Técnica Federico Santa María, comenta sobre las potencialidades de nuestro país como cantera de emprendedores.

Destacado académico de la Universidad de San Francisco  reflexiona sobre la innovación en Chile
Comunicado de prensa

Destacado académico de la Universidad de San Francisco reflexiona sobre la innovación en Chile

Con cerca de 1.730.000 emprendimientos en el país según cifras del Ministerio de Economía, no llama la atención el creciente interés de jóvenes profesionales por ir en la búsqueda de nuevas formas de hacer negocios por medio del uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC’s).

En este contexto y en el marco de su visita a Chile para participar del programa de Magíster en Innovación, Tecnología y Emprendimiento (MITE) de la Universidad Técnica Federico Santa María, el Dr. Carlos Baradello, vice-decano y catedrático de la

Escuela de Negocios y Administración de la Universidad de San Francisco, además de especialista en Globalización, Riesgos y Oportunidades de un Mundo Interconectado y Gestión de Tecnologías Emergentes, se refiere al potencial de Chile en el ámbito de la innovación.

“Se está produciendo un disloque entre los países desarrollados y los emergentes, entre ellos Latinoamérica (LA) y por supuesto, Chile. Históricamente los países emergentes tenían una situación de dependencia muy fuerte, donde las tecnologías de vanguardia eran compradas, ya sea en productos o en patentes para poder confeccionar y vender elementos tecnológicos. Lo que ha ocurrido en este proceso durante los últimos 10 o 15 años, es algo muy similar que cuando conseguimos la independencia, porque las potencias desarrolladas están totalmente atrapadas en una discusión interna como es la crisis económica que todos sabemos, los problemas demográficos relacionados a la baja tasa de natalidad, y al aumento de la dependencia de los

comodities producidos principalmente en los países emergentes. Esto les quita de cierta manera su voz de mando, siendo desplazados por los BRICS (Brasil, Rusia, India y China) que pasan a ser los socios preferenciales de América Latina, lo que lleva a que nosotros reclamemos de cierta manera nuestra independencia económica”, señaló el Dr. Carlos Baradello, académico del MITE.

“Los procesos de innovación en LA son recientes, por lo tanto hay que ser consciente que estos procesos demoran años, ya que la innovación no la hacen las máquinas, ni las computadoras, ni la red, sino que la hacen los seres humanos. Para la innovación se necesita heterogeneidad, diversidad del modo de resolver problemas, debe existir una capacidad desarrollada de asumir riesgos, en dónde medidas tomadas por Chile como los Startup, con el cual llegarán 4000 emprendedores de todo el mundo posicionarán a Chile, en conjunto a otras iniciativas, crean un país muy atractivo para las grandes economías mundiales y para el

desarrollo de innovadores”, agregó el especialista.

Cabe indicar que estudios presentados durante el 2011 por el Ministerio de Economía, indican que sólo el 5% de los emprendimientos tienen o administran un sitio web, mientras que la forma de financiamiento predominante en estos casos se centra en la utilización de recursos propios, mientras que sólo entre el 7 y 9% generan recursos por medio de programas de apoyo o préstamos por parte de cercanos.

“Las TIC’s se han incrustado en todos los aspectos de nuestra vida, considero que ya no existen negocios que no sean tecnológicos, ya que sin las TIC’s no funciona ningún negocio ni nuestras vidas. Las TIC’s crean una paridad tecno-económica lo cual grafico con el siguiente ejemplo: antes el tener un negocio en Nueva York o Londres te colocaba en una posición de privilegio, ahora el hecho de estar en Santiago u otra ciudad me pone en condiciones paritarias en términos de acceso a la información, con lo cual se fomenta el

proceso de democratización y apoderamiento de la gente que estaba en la periferia”, indicó el Dr. Baradello.

“Hay que generar un cambio no sólo en los jóvenes, sino que en sus padres ya que no se puede tener un país de emprendedores sin familias emprendedoras, se debe promover en todos los campos tanto la innovación como el emprendimiento, comprometiendo recursos y entregando un medio propicio para esto”, agregó.

Con una cultura que fomenta el rechazo al riesgo y el temor al fracaso, surge la necesidad de castigar menos las fallas, incentivando y apoyando el re-emprendimiento. Es así como según estudios del Banco Interamericano del Desarrollo, BID, en América Latina los emprendedores fallan o quiebran un promedio de 3 veces antes de alcanzar el éxito. “No le tengan miedo a errar, hay que adaptarse al mundo y no esperar lo contrario, no deben aceptar las verdades constituidas, todo puede cambiar y ser distinto asumiendo los riesgos y fracasos, lo importante es aprender

de ellos y no dejarse abatir”, indicó el Dr. Baradello.

“Sin dudas, programas como el MITE son esenciales, porque es importante el compartir experiencias con otros innovadores, por lo que el contar con la visita de académicos de otras tierras, junto a la exigencia de programas como este, ayudan a enriquecer el sistema, repercutiendo positivamente en los alumnos de este tipo de programas. En este sentido, puedo decir que la USM tiene toda una trayectoria en procesos como escuela de ingeniería, fomentando la innovación tecnológica, lo que es una parte importante del proceso innovativo del país”, sentenció el académico.


Fuente: UTFSM / Comunicaciones - 11/07/2012