recetas

Sacher

A los amantes del chocolate, esta tarta no les pasara desapercibida.

Ingredientes:

Dificultad/Media

Para 10 personas

Yemas de huevo 8,00 un
Mantequilla 180,00 gr
Azúcar glas 150,00 gr
Cobertura de chocolate180 gr
Claras de huevo 8,00 un
Azúcar 150,00 gr
Harina floja 180,00gr
Impulsor 15g
Frutos secos rallados 150 gr(opcional)
Extracto de vainilla, Unas gotas


Relleno:

Mermelada de albaricoque o de fresa 250,00 gr

Glaseado:

Azúcar 180, gr
Chocolate cobertura 200, gr
Agua 175 ml



Preparación:

Ponemos la mantequilla en la batidora a punto de pomada. Añadimos el azúcar glas, y seguimos batiendo con la varilla.

Mezclamos la cobertura fundida con un poco de agua a baño maría o microondas. Incorporamos uno a uno los huevos. Seguimos batiendo.

A parte montamos las claras a punto de nieve con el resto del azúcar. Mezclamos los dos batidos en cruz, sin dar vueltas y con cuidado.

Añadimos la carga de harina tamizada y el impulsor (en cruz).

Horneamos en molde engrasado y enharinado unos 45 minutos a 170ºC

Desmoldamos y dejamos enfriar sobre rejilla.

Abrimos el bizcocho en dos partes y extendemos la mermelada,  volviéndolo a cerrar.

Hervimos todos los ingredientes de glaseado 5 minutos y napamos sobre un plato invertido o rejilla, reservamos un poco de glaseado para decorar.

Observaciones: Podemos añadir frutos secos rallados.
 

Un poco de historia
 
Fue inventada en 1832 por Franz Sacher, entonces joven aprendiz de repostería, para deleitar a un selecto grupo de invitados del príncipe Klemens Wenzel von Metternich. Tras pasar 16 años trabajando en Bratislava y Budapest, Sacher volvió a Viena y abrió una tienda de delicatessen y vinos. Eduard, el hijo mayor de Franz Sacher, fue aprendiz de repostero en la confitería vienesa Demel. Allí empezó a confeccionar la tarta de su padre en la forma que hoy se conoce. En 1876 fundó el Hotel Sacher, todavía hoy existente, y comenzó a vender la Sachertorte. Tras la muerte de Eduard Sacher, su esposa Anna continuó regentando el hotel.
 
La propiedad de la receta fue motivo de disputas legales a mediados del siglo XX entre los herederos de Sacher (dueños del hotel) y la pastelería Demel. La justicia dictaminó que el hotel tenía derecho a comercializar el dulce con el apelativo de Original Sacher-Torte, mientras que Demel debía hacerlo como Eduard Sacher-Torte.

 

Bar Cowboy

(*) Es un bar que se caracteriza por la cocina natural de proximidad, sin colorantes, conservantes, ni aditivos.
Para visitar Bar Cowboy en Barcelona , puedes llegar a través de las líneas de autobuses 39, D40, N6, V23 y 117.

cowboytapas.es