Recetas Domingo, 18 de Noviembre del 2018

  Lo último en el mundo

  • La gran muralla informática china alcanza Twitter.
  • "Vendremos por ti": el fuego de California separa familias de sus mascotas
  • Greenpeace aborda petrolero en España en protesta contra aceite de palma
  • Trump viaja a California, devastada por mortales incendios
  • Un tigre de Sumatra, liberado del sótano de una tienda en Indonesia

ir a noticias

Desayuno Frutal

Un desayuno con frutas es muy saludable y acompañado de hidratos de carbono y lácteos hace que sea perfecto para comenzar el día.

Desayuno Frutal
Desayuno Frutal

Ingredientes:

Dificultad/Fácil

Para 2 personas

2 Kakis Sharoni
2 ciruelas
2 mandarinas
1 aguacate
2 kiwis
1 granada
1 plátano
20 uvas
Miel de abejas


Preparación:


 Pelamos las frutas, las cortamos y las repartimos en los platos.

 Agregamos la miel por encima y servimos.

 Podemos acompañar nuestro plato con unos cereales crujientes sobre las frutas.

 Las frutas del plato podemos variarlas dependiendo de la temporada, procurando consumirlas siempre en el estado más óptimo de madurez.


La importancia del desayuno:
 
El desayuno es la comida fundamental del día, ya que consumirlo o no, nos afecta de forma notable a corto y a largo plazo. Algunas consecuencias de no desayunar (o sólo beber un poco de café) son decaimiento general, mal humor, falta de concentración, bajo rendimiento físico e intelectual debido todo ello fundamentalmente a la falta de glucosa, lo que a su vez supone una alteración de nuestro organismo. Desayunar eleva los niveles de glucosa en la sangre, y de esta forma ayuda al cuerpo a funcionar con mayor efectividad. El rendimiento diario mejora con un desayuno adecuado ya que ayuda a memorizar, concentrarse y aprender.
 
Asimismo, se ha demostrado que los niños que no desayunan o que sólo toman un vaso de leche, rinden menos en el colegio que los que ingieren un desayuno adecuado.
 
Estudios recientes afirman que el desayunar ayuda a acelerar el metabolismo, lo cual es un factor beneficioso para prevenir la obesidad.
 


El desayuno saludable:

El desayuno basado en la dieta mediterránea es uno de los más sanos y recomendables. Se considera que un desayuno correcto debería aportar aproximadamente un 30% de las calorías totales consumidas al día. Idealmente, se le debería dedicar un mínimo de 15 minutos, en una atmósfera tranquila y relajada.
 
El desayuno debería incluir hidratos de carbono, como pan, cereales, galletas, tostadas, etc., una ración de lácteos (ejemplo: un vaso de leche) y alguna pieza de fruta. También debería incluir alimentos ricos en proteínas como: huevos, queso, etc.
 
A media mañana se puede comer alguna pieza de fruta, un pequeño bocadillo, zumo, etc.