Recetas Martes, 19 de Junio del 2018

  Lo último en el mundo

  • El BC de Brasil debe mantener su tasa en 6,5%, pese a la depreciación del real.
  • Mercado expectante ante inminente desembolso del FMI a Argentina
  • Berlín y París llegan a un acuerdo de principio para un presupuesto de la zona euro
  • EEUU da un paso hacia medidas antidumping contra láminas de aluminio chinas
  • EEUU dice que China tiene "más para perder" en la guerra comercial

ir a noticias

Ajoblanco

Cuando el calor aprieta apetece preparar platos rápidos y frescos. La cocina andaluza está llena de entrantes que reúnen estas características. El Ajoblanco es una sopa fría como el salmorejo o el gazpacho, cada cocinero tiene sus proporciones y sus variantes. A mi me gusta que sea un poco espeso y con una textura cremosa, podemos usar la batidora para que nos quede mas fino, aunque el auténtico ajoblanco se hace a mano de mortero.

Ajoblanco
Ajoblanco

Ingredientes:

Dificultad/Fácil

Para 4 personas:

1 diente de ajo.
300 gr. de almendras crudas peladas.
sal gorda.
300 gr. de miga de pan,(puede ser del dia anterior).
1 cuchara de aceite de oliva virgen extra.
Un poco de leche.
1 cuchara. de vinagre de vino.
1/2 l. de agua.
300 gramos de uva moscatel.


Preparación:

Pelamos el ajo.
Las almendras si no están peladas podemos escaldarlas en un escurridor echandoles  agua caliente para facilitar su pelado.

Majamos el diente de ajo con las almendras y un poco de sal en el mortero hasta conseguir una pasta homogénea.

En un bol remojamos la miga de pan con un poco de leche y le añadimos la preparación anterior, mezclamos bien y añadimos el vinagre y el agua fría.

Agregamos el aceite poco a poco y batimos enérgicamente para conseguir una sopa suave y bien ligada.

Introducimos el ajoblanco durante un par de horas en el frigorífico. Terminamos poniendo las uvas peladas y sin pepitas al momento de servir.

Servimos muy frío.

Yo le he puesto uvas negras porque no tenía de moscatel y ha quedado delicioso ...

Es habitual acompañar el ajoblanco con uvas y melón, tambi& amp;eacute;n con anchoas o jamón, pero podemos ponerle lo que deseemos.


Un poco de historia:
 
Este plato pudo haber tenido su origen en la cocina del Al-Ándalus, debido a que la almendra es la protagonista de este plato. Se disputan Granada y Málaga la invención del ajoblanco, pero de lo que nadie duda es del origen humilde del plato.

Fiestas:
 
La popularidad del ajoblanco hace que existan en los meses veraniegos diversas fiestas relacionadas con la degustación del ajoblanco.

En el pueblo de Almáchar, Málaga se celebra todos los años el 2 de septiembre la fiesta en celebración del ajoblanco.

En el pueblo de Herrera del Duque, Badajoz se celebra un concurso de ajoblanco en las ferias del 15 de agosto.