recetas
DIRECCIóN GENERAL DE COMUNICACIONES | 2014

Trazabilidad: más transparencia, más eficiencia y menores costos

La Directora del Departamento de Industrias de la Universidad Santa María, María Pilar Gárate, ahondó en la importancia de este tema que tendría como resultados costos más bajos para las empresas y mayor información para los consumidores.

Trazabilidad: más transparencia, más eficiencia y menores costos
Comunicado de prensa

Trazabilidad: más transparencia, más eficiencia y menores costos

Mayor información para el consumidor final respecto a la energía utilizada en la elaboración de los productos que consume, forma parte de las exigencias de trazabilidad productiva que hoy está implementándose en algunos países de Europa y otros mercados. Estas medidas acarrearían una reducción de costos si se opera bajo el concepto de producir con eficiencia energética. Pero, ¿cómo es la realidad de nuestro país en esta materia? ¿Cuánto queda por avanzar?

Al respecto, la Directora del Departamento de Industrias de la Universidad Santa María, Dra. María Pilar Gárate destacó la importancia de este tema "en primer lugar, porque Chile es un país exportador. Y si queremos colocar nuestros productos en el mercado extranjero, nos van a empezar a exigir desde la Comunidad Europea que empecemos a dar cuenta de todo el origen de lo que enviemos. Por lo tanto, debemos preocuparnos de la cadena de quienes nos suministran productos, que lo hagan de manera eficiente y acorde a todas las normas. Un segundo factor, es que nos sirve como ventaja competitiva para aquellas empresas que lo hagan eficientemente y que se preocupen de estos temas", afirmó.

Para la académica, en Chile "estamos lejos todavía, pero vamos camino hacia eso, porque al menos a la industria alimenticia se le está pidiendo. Lo esperable es que esto se traslade hacia otras áreas, debido a que la idea es que se pueda saber todo lo que ocurrió durante la cadena, cuánto se gastó, de dónde provienen los insumos, entre otros", dijo.

Y agregó que lo ideal es tener "conocimiento desde la producción hasta el punto en que el consumidor final pueda evaluar productos, y así elegir según la información a la que acceda respecto de cuánta energía se consumió en la producción, para que pueda optar por un producto más eficiente. Hay que agregar estándares, tal como ahora que se exige que se informen las calorías y la grasa en los alimentos, que se explicite cuánta energía se gastó en la elaboración de estos".

Para María Pilar Gárate, en esta materia se está avanzando "pero lento. Porque para muchas empresas la energía es un insumo más, llega la cuenta y lo paga. No se reconoce mucho la necesidad de manejar la eficiencia en su uso. Ese tema va a entrar, principalmente, porque los costos energéticos están más altos y, por lo tanto, para las empresas concentrarse en estos temas y que se les diga que aplicar cierto tipo de medidas de eficiencia energética les va a bajar sus costos de producción, les termina resultando interesante".

¿Cómo se conecta valor agregado y eficiencia energética?, según la académica, "el tema de eficiencia energética va relacionado a temas ambientales. Mientras yo consumo menos energías, menos gases de efecto invernadero produzco. Así también ayudo al país, bajo mi consumo y mis costos y, de esta forma, si sumamos estos ahorros tanto domiciliarios más industriales, toda esa energía se traslada a nuevas empresas y emprendimientos, sin aumentar la contaminación. Y eso se da porque actualmente el crecimiento se ha basado en los ahorros, más que en el uso de nuevas energías", sentenció.


Fuente: DIRECCIóN GENERAL DE COMUNICACIONES / Universidad Técnica Federico Santa María - 17/06/2014